Preparar el pecho para la lactancia

PREPARAR EL PECHO PARA LA LACTANCIA

Es importante que antes de iniciar la lactancia prepares el pecho para favorecer la producción de leche. Te explicamos cómo hacerlo y qué reglas de higiene debes seguir.

Preparar el pecho para la lactancia es un factor muy importante para conseguir que el momento de la tetada sea perfecta. Una serie de masajes en los pechos, así como una correcta higiene del pecho, son fundamentales para conseguir este objetivo.


Sencillos masajes para el pecho
• Con las dos manos, elévate el pecho, procurando que los dedos pulgares converjan sobre el pezón y el resto de los dedos levanten la parte inferior. A continuación, ejerce una ligera presión, deslizando los dedos suavemente hacia el pezón.
• Coloca una mano debajo del pecho y la otra justo por encima de la aréola, de manera que las manos queden paralelas. Presiona ligeramente con la palma de la mano y con los dedos, apretando en dirección hacia el pezón. A continuación, alterna las manos, de manera que abarquen el pecho por los dos lados y presiona suavemente hacía el pezón.
• Con la mano derecha en el pecho izquierdo y la mano izquierda en el pecho derecho realiza unos masajes circulares, empezando desde el exterior del pecho y hasta llegar progresivamente al pezón.


Higiene del pecho
• Límpiate el pecho con cuidado, sobre todo los pezones, lavándolos antes y después de cada toma con agua hervida templada.
• A continuación, sécate delicadamente, sin frotar, con una toalla suave o con una gasa desechable.
• Aplícate una crema lenitiva, pero no olvides lavarte el pezón antes de la siguiente toma para eliminar los residuos del producto.
• Lávate siempre las manos antes y después de cada toma.
• No compartes la toalla con el resto de miembros de la familia.
• Utiliza discos de usar y tirar para proteger y mantener limpio el pezón, y sustitúyelos después de cada toma. Recuerda que también debes cambiarte de sujetador a menudo.

Newsletter

Bookmaker with best odds http://wbetting.co.uk review site.